Cursos de conducción - Introducción

Italian Lifestyle Experience

Arte y pista que emocionan

La fascinante belleza italiana unida a la emoción de los circuitos

Un Master para parejas compenetradas: une la experiencia en las pistas y la carretera, y ofrece a los participantes una mágica armonía entre el circuito, el placer de ir de compras y una muestra del encanto artístico de las ciudades monumentales italianas. Especial atención merecen el buen vino y la buena comida, así como el placer de alojarse en un hotel prestigioso que brinda un ambiente de lo más sugestivo a los clientes de Maserati.


Un fin de semana inolvidable

Un fin de semana exclusivo que une los circuitos y la esencia del Made in Italy

El Master Italian Lifestyle Experience no sólo le ofrece la posibilidad de perfeccionar sus dotes de conducción en pista y en carretera en un entorno competitivo, sino que además le permite pasar un fin de semana alternando el circuito con los símbolos más fascinantes del Made in Italy: el arte, la moda, el lujo y las compras. De esta forma, los participantes experimentan todos los aspectos del «Italian Style» en un ambiente estimulante y de gran prestigio.


Un curso para compartir

Un curso único creado para satisfacer al conductor y a su acompañante

Además del autódromo Riccardo Paletti de Varano de’ Melegari, en cuyo trazado se realizan las sesiones prácticas, las actividades tienen lugar en dos ciudades monumentales llenas de historia y encanto: Florencia, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO hace años, y Parma, el centro operativo de las actividades de los Master Maserati, famosa en el mundo entero por su exquisita cocina. El programa especial de este Master hará las delicias tanto del conductor como de su acompañante.


Exclusividad en la pista y fuera

Para el conductor, el circuito. Para su acompañante, el arte y las tiendas

El primer día, mientras el conductor participa en las sesiones organizadas en el circuito, su acompañante puede visitar la ciudad de Parma. Tras almorzar juntos, el piloto continúa con su experiencia en la pista, mientras que su acompañante se traslada en coche a Florencia, donde podrá ir de compras por las mejores boutiques. Por último, el conductor se desplaza a Florencia en un Maserati, alternándose al volante con su instructor.

El encanto de Toscana

Las colinas toscanas, perfectas para la conducción deportiva y la enogastronomía

Durante la mañana del último día, los participantes se dividen en dos grupos: el primero realiza una prueba de conducción de unos setenta kilómetros al volante de un Maserati por las hermosas colinas de la zona de Chianti, con una degustación enogastronómica en el célebre Castello Frescobaldi. Mientras tanto, el segundo grupo disfruta de una visita guiada por el casco antiguo de Florencia y sus famosos museos. Por la tarde, se invierten las actividades de los dos grupos.