Quattroporte GTS - Interior

An elegant performance

Un salón exclusivo realizado siguiendo la tradición artesanal más auténtica

Montarse en el Quattroporte equivale a entrar en un salón exclusivo. Los controles de a bordo, aunque son extraordinariamente intuitivos, se presentan ante los ocupantes de manera discreta, para dejar el escenario a los auténticos protagonistas: las superficies y los materiales. El cuero Poltrona Frau®, las maderas preciadas y las costuras, modelados de acuerdo con la más pura tradición artesanal, siguen las líneas netas del salpicadero, del túnel central y de las puertas sin solución de continuidad, envolviendo a los pasajeros en una atmósfera lujosa.


Las líneas ahusadas del salpicadero brindan una increíble sensación de ligereza

Las líneas ahusadas del salpicadero, con la amplia franja central que cubre toda la anchura del habitáculo, ofrecen una sensación de ligereza sin precedentes. La esencia y la calidad se llevan al extremo en busca de esa impagable sensación de autenticidad italiana que también se expresa a través del esmero en los detalles, como el aluminio cepillado que enmarca la pantalla del Maserati Touch Control en la parte central del salpicadero.

El espacio es el protagonista

A bordo del Quattroporte, el confort no es solamente una sensación maravillosa que se ve realzada cuando se está en movimiento, sino un dato que se puede medir de manera palpable. Así es: se presta una especial atención a la forma de los asientos y a la habitabilidad. En concreto, gracias al aumento de la distancia entre ejes, Maserati puede ofrecer a los pasajeros de los asientos traseros un espacio para las piernas que se halla entre los mejores de la categoría.

La banda sonora de las emociones

La pantalla de 8,4” del Maserati Touch Control, situada en la parte central del salpicadero, es un auténtico portal mediante el cual se manejan fácilmente los múltiples dispositivos de información y entretenimiento. En el Quattroporte, el placer de escuchar música dentro de un coche se traslada a una dimensión desconocida hasta ahora, gracias a las tecnologías más evolucionadas en el ámbito de los equipos de audio para automóviles, que han sido desarrolladas en colaboración con los especialistas de Bowers & Wilkins.

    Una luz con reflejos inéditos

    El nuevo Quattroporte redefine el concepto del lujo desde todos los puntos de vista. El estilo del interior se ve remarcado por un innovador sistema de iluminación nocturna: un cable de fibra óptica recorre el salpicadero y las puertas, creando un ambiente digno del lounge más exclusivo. La retroiluminación blanca caracteriza el cuadro de instrumentación, donde una pantalla TFT de 7” situada entre el taquímetro y el cuentarrevoluciones muestra la información dinámica sobre el vehículo.