Quattroporte GTS - Exterior

An elegant performance

Un gran clásico del diseño italiano reinterpretado en clave moderna

El Maserati Quattroporte es un vehículo fuera de lo común, como también lo es su diseño. Desde 1963, conciliar estilísticamente el carácter deportivo y la elegancia del buque insignia por excelencia de la automoción italiana siempre ha constituido un desafío fascinante para los más prestigiosos diseñadores: Pietro Frua, Bertone, Giorgetto Giugiaro, Marcello Gandini, Pininfarina. Hoy, el embajador de la más auténtica filosofía de Maserati se renueva siguiendo la línea trazada por la tradición y sublimando la unión de la elegancia y la potencia.


El punto de partida de su inconfundible silueta es la célebre calandra

Si bien es decididamente más generoso en sus medidas, el nuevo Quattroporte nace siguiendo la estela de sus antecesores sin por ello dejar de mantener un aspecto fluido y absolutamente dinámico. El punto de partida de su inconfundible silueta arranca de su característico morro: a partir de la tradicional calandra ovalada Maserati, se desarrollan el imponente capó y los nuevos grupos ópticos delanteros, dotados de faros de luz diurna con tecnología LED, un elemento estilístico distintivo que permite reconocer de inmediato el vehículo.

La línea sinuosa del panel lateral acentúa la deportividad innata del vehículo

Los faros se despliegan en vertical como si quisieran insinuar el trazo de la línea de los paneles laterales que parte de las tres imprescindibles tomas de aire situadas detrás de las ruedas delanteras y prosigue con un perfil sinuoso y robusto hasta acariciar los nuevos grupos ópticos posteriores. El pilar trasero triangular, en el que destaca el logo Saetta, es otro evidente guiño a la tradición que expresa sin dudas la innata personalidad deportiva del modelo.

Aerodynamic forms, styled in the wind tunnel, enclose a spacious interior

Nuevos faros traseros de LEDs

El acristalamiento rebajado de tres ventanas y las puertas sin marco resaltan el gran dinamismo de las líneas, dándole al vehículo el aspecto de un coupé estilizado. Los faros traseros envolventes utilizan únicamente LEDs y se integran a la perfección con el diseño del parachoques y el capó trasero. Están unidos por un elemento central cromado que recuerda las formas de la calandra. Más abajo, a los lados, destacan las dobles salidas trapezoidales de los tubos de escape de acero satinado.

Un estilo diseñado por el viento

Creadas tras una profunda investigación en el túnel del viento, las líneas del Quattroporte han sido diseñadas en torno a un motor potente y envuelven un habitáculo espacioso. Gracias a las numerosas mejoras aerodinámicas en la parte inferior del vehículo, se ha mejorado el flujo debajo del chasis, con la consiguiente reducción de la resistencia aerodinámica. Por otra parte, el spoiler integrado en el capó trasero ha sido diseñado para generar carga a altas velocidades.