Quattroporte S Q4 - Tecnologia

4wd for sports car performance

Un motor innovador, ligero y versátil que no renuncia a la deportividad

Innovador, ligero y versátil, el V6 biturbo de 3 litros que propulsa el Quattroporte S Q4 desarrolla una potencia de 301 kW (410 CV) a 5.500 rpm. En el modo Sport, el par máximo de 550 Nm se alcanza a 1.750 rpm. Su extraordinario par específico, de 183 Nm/l, asegura un desarrollo con carácter, capaz de brindar emociones al menor movimiento del pie derecho.


Prestaciones de referencia

El V6 mantiene la inconfundible vocación deportiva de los propulsores del Tridente y comparte con el V8 del Quattroporte GTS la mayoría de sus componentes clave. En efecto, el diámetro y el diseño de la cámara de combustión siguen siendo idénticos, así como la tecnología de control de las válvulas y la tecnología de inyección directa. Son unas soluciones sofisticadas que se traducen en una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,9 segundos y una velocidad máxima de 283 km/h.

 

Cuatro veces más deportivo

El carácter compacto, el peso reducido y la eficiencia son las virtudes principales del sofisticado sistema de tracción total Q4. Para transmitir las sensaciones de conducción típicas de la tracción trasera incluso en condiciones de escasa adherencia, el sistema es controlado por una lógica inteligente que varía continuamente la distribución del par motor en las 4 ruedas, procesando una amplia serie de parámetros relacionados con el estilo de conducción y las condiciones de la superficie de la carretera.


eguridad en cualquier condición

En condiciones normales, el sistema Q4 transmite el 100% del par a las ruedas traseras, pero en condiciones de baja adherencia o de pérdida de agarre en el eje posterior, transfiere instantáneamente (en apenas 150 milisegundos) la fuerza motriz necesaria a las ruedas delanteras, hasta obtener un reparto equilibrado entre los dos ejes. Así se expresa en todo momento la máxima deportividad y una tracción inigualable, unidas a un nivel de seguridad excelente.

Nuevo cambio autoadaptativo

El par del V6 se controla magníficamente mediante la transmisión automática ZF de 8 velocidades de nueva generación. Asistida por un software autoadaptativo capaz de reconocer el estilo de conducción y las condiciones de la carretera, modificando según corresponda el tipo de cambio de marcha, resulta más ligera y eficiente que la generación anterior. Ofrece cinco modos de funcionamiento: Auto Normal, Auto Sport, Manual Normal, Manual Sport e I.C.E. (Increased Control & Efficiency).


Máximo placer de conducción

La generosidad de espacio y la agilidad resultan ser sorprendentemente compatibles: aun con su considerable distancia entre ejes (la más larga de su clase), necesaria para conseguir una habitabilidad de primer orden, el Quattroporte S Q4 no renuncia a las dotes de manejabilidad típicas de un gran turismo, brindando un placer en la conducción que sólo suele quedar reservado a vehículos de tamaño muy inferior. A esto contribuyen su óptima distribución de pesos y la sofisticada arquitectura de la suspensión.