GranTurismo - Personalizacion

Innovative yet true to tradition

El automóvil es un fiel reflejo del gusto y de la excelencia de quien lo conduce

Para el GranTurismo, Maserati ofrece un programa de personalización único en el mundo, desarrollado con el objetivo de que cada cliente pueda crear su propio coche a medida. Este nivel de exclusividad es un orgullo para Maserati, una empresa pequeña capaz de dedicar el cuidado y atención más minuciosos a cada uno de los vehículos que fabrica y de garantizar una mayor variedad de opciones que sus competidores.

 


Interior confeccionado a medida

En el equipamiento del habitáculo se emplean materiales de calidad suprema como la piel Poltrona Frau® y la Alcantara®. Las posibilidades de elección son de lo más amplias: se pueden crear múltiples combinaciones personales e inéditas mezclando las diez variantes cromáticas para el cuero de los asientos, el salpicadero, la consola central, la bandeja trasera, el volante y el pomo de la palanca del cambio con los catorce colores para las costuras, entre los que se encuentra el nuevo Blu Sofisticato, y las nueve tonalidades disponibles para las alfombras.

Elegantes elementos decorativos

Otro aspecto personalizable son los elementos decorativos del salpicadero, los paneles de las puertas y los laterales traseros. Las versiones de serie Dark Chrome (que combina el gris antracita con reflejos cálidos) y EcoChrome (que evoca el brillo del metal fundido) pueden ser reemplazadas por cuatro maderas nobles diferentes para crear un ambiente cálido y elegante, o por dos pinturas lacadas, si se prefiere una imagen más deportiva y sofisticada.

 

Amplia elección de equipamientos

El equipamiento de a bordo se puede completar con otros dispositivos electrónicos, disponibles bajo pedido e ideados para mejorar el confort y la seguridad durante la conducción. Entre ellos se incluyen los retrovisores externos electrocrómicos, que se oscurecen progresivamente a medida que aumenta la intensidad de la luz reflectada (de serie en el retrovisor interior), o el TPMS, un sistema que controla constantemente la presión de los neumáticos durante la marcha.