GranCabrio - Tecnologia

Open-air thrills

El alma del GranCabrio se alimenta con un sofisticado V8 de 4,7 l y 450 CV

El Maserati GranCabrio incorpora un motor de 8 cilindros en V a 90° y 4.691 cm³ de cilindrada, capaz de desarrollar una potencia de 450 CV a 7.000 rpm y un par máximo de 510 Nm a 4.750 rpm. Esta unidad aprovecha las características tecnológicas típicas de todos los motores de Maserati, que permiten lograr importantes valores de potencia específica, con una increíble suavidad en la conducción y un funcionamiento de lo más silencioso.

 


Cambios rápidos y fluidos

El cambio automático ZF de seis velocidades con convertidor hidráulico de par ofrece la máxima fluidez en los cambios de marcha, lo que incrementa la comodidad y al mismo tiempo mantiene inalterada la deportividad típica del motor V8. Los modos de funcionamiento son cuatro: Auto Normal, Auto Sport, Auto Ice y Manual). En el modo «Manual», el conductor selecciona las marchas directamente de modo secuencial, accionando la palanca del cambio o las levas del volante.

 

The rigidity of the chassis is outstanding, especially given the car’s size, and its wheelbase in particular

Federico Landini, Maserati engineer

En contacto con los elementos

El GranCabrio presenta una distribución de pesos equilibrada con una carga levemente mayor en el eje trasero: el 49% en el eje delantero y el 51% en el trasero con la capota cerrada o el 48% en el eje delantero y el 52% en el trasero con la capota abierta. Esta disposición, que se logra colocando el motor por detrás del eje delantero, se traduce en un comportamiento fiable y previsible, que facilita la conducción y mejora la estabilidad.

Con el sistema Skyhook, la suspensión se adapta al estilo de conducción

El vehículo está equipado de serie con amortiguadores de gas de aluminio dotados del sistema electrónico Skyhook, que controla la amortiguación de forma continua y automática. Esta solución adapta instantáneamente la suspensión en función del estilo de conducción y el estado de la calzada, ofreciendo el más alto nivel de comodidad. En el modo Sport, la suspensión se vuelve más dura, produciendo ángulos de balanceo reducidos.

 

El sistema electrónico MSP supervisa constantemente la estabilidad del vehículo

El excelente comportamiento dinámico del coche se supervisa mediante el control electrónico de la estabilidad MSP (Maserati Stability Program), que corrige cualquier indicio de derrape mediante la reducción del par motor. Gracias a la incorporación del ABS y el EBD, el sistema también neutraliza el bloqueo de las ruedas durante el frenado y, además, en las calzadas que ofrecen poca adherencia, evita tanto el deslizamiento durante la aceleración como el bloqueo de las ruedas motrices al reducir marchas.