GranCabrio - Personalizacion

Open-air thrills

Un programa de personalización único en el mundo para crear su coche a su medida

Maserati ofrece para sus vehículos un programa de personalización único en el mundo, desarrollado con el objetivo de que cada cliente pueda crear su propio coche a medida. Este nivel de exclusividad es un orgullo para Maserati, una empresa pequeña capaz de dedicar el cuidado y atención más minuciosos a cada uno de los vehículos que fabrica y de ofrecer a sus clientes una mayor variedad de opciones que sus competidores.

 


Combinaciones de color inéditas

Las opciones de personalización del GranCabrio se incrementan gracias a la presencia de la capota de tela (disponible en seis colores) y a la introducción de dos nuevas opciones cromáticas para la piel Poltrona Frau®. Los colores Pearl Beige y Blu Profondità, disponibles por primera vez en la gama de productos de Maserati, han sido creados para aportar elegancia y armonía con los colores del exterior y de la capota.

 

Imagen dinámica con Shadow Line

El equipamiento Shadow Line, disponible bajo pedido, confiere al exterior del GranCabrio una imagen más agresiva, sustituyendo diferentes elementos cromados por otros de color negro. Entre ellos, se incluyen las aletas de la calandra, las tres salidas de aire tradicionales situadas detrás de las ruedas delanteras, los terminales de escape y la línea que rodea el habitáculo. Los faros delanteros, por su parte, adoptan un sugestivo acabado negro opaco.

 

Maderas nobles que honran la más auténtica tradición automovilística italiana

Las molduras del salpicadero, los paneles de las puertas y los laterales traseros están disponibles en los nuevos colores Dark Chrome (que combina el gris antracita con reflejos cálidos) y EcoChrome (un tono que evoca el brillo del metal fundido). Bajo pedido, se puede elegir entre dos pinturas lacadas —Blu Laque o Black Piano— y cuatro maderas nobles: palisandro, raíz de nogal, wengé pulido o padouk.

 

Bordes de las alfombrillas y pinzas de frenos: detalles que marcan la diferencia

En un automóvil como este, son los detalles —incluso los más pequeños— los que marcan la diferencia. Por eso, también se puede personalizar las alfombrillas eligiendo el color para el remate del borde entre siete variantes: negro, azul oscuro, burdeos, gris, marrón, rojo y arena. Por lo que respecta a los componentes mecánicos, se puede elegir entre dos colores para los tres tipos de llantas (Silver o Grigio Mercury) y ocho colores para las pinzas de los frenos.