GranCabrio - Interior

Open-air thrills

Un habitáculo único donde compartir la experiencia del viaje a cielo descubierto

El Maserati GranCabrio es un automóvil de espíritu único también en su interior. Quien tiene el privilegio de cruzar el umbral de sus puertas, tanto si es conductor como pasajero, goza de una exclusiva combinación de elegancia, artesanía, deportividad y habitabilidad. El espacio disponible en el interior del habitáculo es muy superior a la media del segmento y garantiza la máxima comodidad incluso para cuatro pasajeros adultos, acogiéndolos en un entorno elegante y lujoso.


El elemento ornamental en «V» del salpicadero es un signo distintivo de Maserati

El interior está dividido por el túnel central que, sin solución de continuidad, distribuye el espacio disponible longitudinalmente entre los pasajeros. El salpicadero tiene disposición horizontal y se caracteriza por un elemento ornamental en forma de «V». La distribución de los mandos ofrece una sensación de control total: las funciones dinámicas se gestionan mediante los botones situados en el lado del conductor, mientras que los botones situados en el volante controlan las funciones multimedia de uso más frecuente.

Materiales de aspecto y tacto agradable que crean un espacio personal e íntimo

La tradición y la minuciosidad a la hora de darle forma y sustancia al aspecto y al contenido del Maserati GranCabrio: estas son las bases de la producción del interior del habitáculo, que resulta agradable tanto para la vista como para el tacto gracias a los refinados materiales utilizados. Poltrona Frau® realiza artesanalmente el cuero de los revestimientos; para los elementos decorativos del salpicadero, los paneles de las puertas y los laterales traseros se puede elegir entre varias maderas nobles.

Conducir un cabriolé es elegir un estilo: por eso, los detalles son importantes

La pantalla de 7” del Maserati Multimedia System se encuentra en la parte alta del centro del salpicadero, para mejorar su visibilidad. La atención por los detalles se deduce de muchos otros elementos, como el fino anillo cromado que decora los botones del salpicadero y el volante, el Tridente grabado a mano en los reposacabezas de los asientos o bien la parte posterior de las palancas del cambio, revestida de Alcántara®, y las preciosas costuras a la vista en los reposabrazos delanteros y traseros.

El climatizador brinda el máximo confort tanto con el techo abierto como cerrado

El sistema de climatización se ha puesto a punto para ofrecer la máxima comodidad ambiental tanto con el vehículo abierto como cerrado. En efecto, el sistema reconoce las condiciones de uso en las que se encuentra y programa automáticamente la emisión de la mezcla de aire para mantener la temperatura seleccionada. La capota de tela contribuye a aumentar el confort a bordo, pues está formada por tres capas que aseguran el máximo aislamiento acústico.