GranCabrio - Exterior

Open-air thrills

Formas dinámicas y elegantes en un cabrio de cuatro plazas exclusivo y versátil

De la alianza entre la pasión y la libertad no puede nacer más que algo único: el Maserati GranCabrio abre un nuevo e importante capítulo en la historia del Tridente, porque es el primer descapotable de la Casa modenesa con cuatro plazas auténticas. Inspirándose en el modelo del GranTurismo, un ejemplo de síntesis perfecta entre la modernidad, la sensualidad y la pasión, este vehículo presenta un perfil dinámico y al mismo tiempo elegante.


Un descapotable es un auténtico Maserati solo si lleva una capota de lona

La línea exterior se caracteriza por la presencia de la capota de tela. Se trata de una decisión estilística, además de tecnológica, gracias a la cual el descapotable del Tridente se liga a la tradición y expresa un alto nivel de refinamiento. Gracias a la esmerada selección de los materiales, ni la capota ni el sistema de apertura y cierre inciden de forma relevante en el peso del vehículo, a pesar de su amplio tamaño, necesario para cubrir el espacioso habitáculo.

Un descapotable vestido de coupé

Con la capota cerrada, el pilar trasero —que, de hecho, no existe— se redefine mediante el diseño especial inclinado hacia delante de la capota, para darle al GranCabrio el aspecto de un espléndido coupé. Siguiendo hacia el tren trasero, los faros triangulares compuestos por 96 luces de LED y el amplio difusor aerodinámico subrayan aún más la dinamicidad del vehículo. La deportividad también se transmite mediante las llantas de 20” que evocan el logotipo del Tridente.

Disfrute del espectáculo

Una vez abierto, el Maserati GranCabrio se transforma en un cabriolé arrebatador, mostrando toda su belleza sinuosa y felina. El dinamismo de la imagen lateral se ve acentuado por los reducidos voladizos, así como por la longitud del capó del motor, surcado por el clásico relieve en forma de «V» con la punta dirigida hacia la calandra. Esta línea espectacular es el resultado de profundos estudios aerodinámicos, cuyo objetivo es limitar los vórtices típicos de los modelos a cielo descubierto.

Los numerosos elementos cromados son el marco de una obra maestra del estilo

Como prevé el equipamiento de serie Chrome Line, los paneles laterales incorporan elementos cromados que aportan luminosidad al exterior. Destaca la refinada línea que, sin solución de continuidad, delimita el perímetro del habitáculo integrando una tercera luz de freno en la parte trasera como coronamiento de una obra maestra del estilo. El acabado cromado también caracteriza los tiradores de las puertas y la rejilla de la calandra.