GranCabrio Sport - Exterior

Passion takes form

Detalles únicos que enriquecen una línea elegante, dándole forma a la pasión

La emoción que se siente al observar por primera vez el GranCabrio Sport llega inmediatamente al corazón. Los nuevos detalles que enriquecen la línea del automóvil confieren un toque más deportivo a su elegancia y estilo. Es la evolución natural en clave Maserati del fascinante GranCabrio, el primer cabriolé de cuatro plazas fabricado por el Tridente y la última expresión de una rica tradición en la realización de vehículos a cielo descubierto.

 


Trazos rojos en los más potentes

El nuevo parachoques delantero se caracteriza por dos sinuosas tomas de aire que nacen en el spoiler central y suben hacia los faros dinámicos, enriquecidos con la función de luces de marcha diurna DRL (Daytime Running Light) con tecnología LED. En la célebre calandra destacan las aletas verticales negras, mientras que el habitual Tridente situado en el centro de la rejilla se caracteriza por sus trazos rojos, un acabado reservado sólo a los modelos más potentes de la gama Maserati.

 

Los faldones dirigen el flujo

Los faldones laterales de serie, disponibles bajo pedido en color negro, disponen de un perfil pronunciado que acentúa el fuerte dinamismo de las líneas laterales. Además de su función puramente estética, los faldones desempeñan un importante papel de carácter aerodinámico. Uniéndose al diseño de los guardabarros, dirigen de la mejor forma el flujo de aire hacia las ruedas traseras: un ejemplo de cómo la forma se pone al servicio de la funcionalidad.

El negro domina en los acabados exteriores, aportando una imagen de deportividad

Los tubos de escape de color negro caracterizan el aspecto deportivo de la parte posterior. De forma oval, hacen inconfundible el nuevo modelo y, bajo pedido, se encuentran también disponibles en fibra de carbono. El acabado negro caracteriza también la línea que rodea el perímetro del habitáculo, tal como prevé el equipamiento de serie Shadow Line. Otra característica destacada es el peculiar acabado bruñido que tienen los grupos ópticos traseros.

 

El inédito color Rosso Trionfale resalta la personalidad de la carrocería

Estudiado hasta en el menor de los detalles para expresar deportividad y garra, el GranCabrio Sport se viste de un color que remarca su personalidad, el Rosso Trionfale, inspirado en los colores nacionales utilizados por los Maseratis de competición en los años 50. Combinado con las generosas llantas de 20 pulgadas Astro Design, le imprime al vehículo un carácter aún más resuelto y dinámico. Las llantas están disponibles en Silver y Grigio Antracite, un acabado con un atractivo efecto metalizado.

Rosso Trionfale, inspired by the national colours used by Maserati racing cars in the 50’s.