Ghibli S - Exterior

Everyday enjoyment

Maserati Ghibli

Una berlina deportiva fascinante con las curvas típicas de un gran turismo

Para diseñar el Ghibli S, Maserati ha echado mano de toda su experiencia en la realización de coches GT con una clase inconfundible, conducción dinámica, cómoda habitabilidad y emocionantes prestaciones, creando una berlina única y fuera de lo común que se diferencia de las demás. Su carácter deportivo salta a la vista inmediatamente al observar las formas esculpidas de la carrocería, unidas por líneas netas que crean movimiento.


Laterales sinuosos y poderosos

El acristalamiento con puertas sin marco le otorga al vehículo el aspecto de un coupé estilizado, a pesar de que sus valores de longitud y distancia entre ejes se encuentran entre los más altos del segmento. En los paneles laterales se desarrollan dos líneas sinuosas que convergen antes de abrirle paso a la robusta zona posterior, donde la conformación ahusada del capó trasero es la prolongación natural del habitáculo y los dos faros de LEDs sirven como elemento de unión con los paragolpes.


El imponente capó del motor converge hacia una calandra más angular y agresiva

El diseño del Ghibli S cautiva las miradas con su marcada deportividad y, al igual que el primer Ghibli de 1967, nacido de la pluma del joven Giorgetto Giugiaro, conquista los corazones con su intensa personalidad. El frontal está dominado por la típica calandra de Maserati que, inspirándose en la forma oval tradicional, evoluciona hacia una forma más angular que se estrecha en la parte superior, en el punto donde convergen los agresivos faros.

Cuando los detalles hablan

Observando su silueta fluida, se aprecian numerosos guiños a la tradición de Maserati, como las aletas verticales cóncavas de la calandra, que se inspiran en el GranTurismo y en un icono del pasado como la berlinetta A6 GCS. Tampoco faltan las tres salidas de aire situadas detrás de las ruedas delanteras, de gran tamaño y reinterpretadas en clave moderna, o el clásico logotipo ovalado de Maserati, conocido como «Saetta», que luce en el pilar trasero triangular.


La mecánica abraza la estética

El carácter del vehículo adquiere un aspecto aún más dinámico con las llantas de aleación de 18” diamantadas (de serie), que se distinguen por su novedoso diseño de doce radios, mientras que con las llantas forjadas de 19”, 20” y 21” se resalta su espíritu elegante o deportivo. Detrás de los radios destacan las pinzas de freno, disponibles en los colores Nero (de serie), Rosso, Blu y Silver.