Noticias y eventos

El Maserati Alfieri protagonista del Salón del Automóvil de Ginebra

Alfieri 1Alfieri 2

Un concept realizado para el 100º aniversario de Maserati, que explora la herencia estilística de la marca y adelanta el futuro lenguaje del diseño

Maserati ha presentado hoy en el Palexpo de Ginebra el Alfieri, un concept 2+2 para celebrar el centenario de la marca. El Alfieri es un prototipo apasionante pero, a la vez, realista, que explica mucho del ADN del diseño de los futuros Maserati. De hecho, el Alfieri se ha diseñado para abrir las puertas al futuro de Maserati.

Con un extraordinario diseño, el Alfieri toma el nombre del más eminente de los hermanos Maserati, el genio de la ingeniería que fundó los talleres "Officine Alfieri Maserati" en Bolonia hace cien años. El Alfieri se ha creado gracias a un pequeño grupo de jóvenes y talentosos diseñadores jóvenes bajo la dirección de Marco Tencone en el Centro Stile Maserati de Turín, dirigido por Lorenzo Ramaciotti.

En el año de su centenario, Maserati goza de muy buena salud. Un ambicioso plan que empezó en 2013 con la presentación de los modelos Quattroporte y Ghibli está transformando la casa automovilística italiana en un importante actor en el segmento de los deportivos premium. Las ventas han aumentado un 150% en un año, pasando de las 6.200 unidades de 2012 a las 15.400 de 2013.

Hoy en día Maserati es un protagonista global del sector del automóvil, con una gama completa de modelos que incluye dos berlinas cuatro puertas, dos GT deportivos, cuatro motores (V8 y V6 Twin Turbo, V8 NA y un turbodiésel), dos diferentes arquitecturas (AWD y RWD) y un SUV que se presentará en breve.

 


El concept Maserati Alfieri

Conceptos de diseño

El Maserati Alfieri se presenta en el mejor momento para expresar la orientación del producto y el original diseño Maserati. Mientras los nuevos Quattroporte y Ghibli pueden dar la impresión de que la empresa está más orientada hacia las berlinas cuatro puertas deportivas y de clase superior, los diseñadores Maserati contratacan para recordar a todos que la marca ostenta una notable herencia deportiva y una tradición única en el sector de los GT extraordinarios.

El Alfieri representa sin ninguna duda la esencia de la marca Maserati. Un elegante 2+2 a la Italiana como el 3500GT de 1957, el 5000GT de 1959 y el Indy de 1969. El concept Alfieri es más deportivo que el actual GranTurismo, lo que confirma el ADN deportivo de Maserati. Sus proporciones podrían anticipar un futuro Gran Sport y son la demostración de las intenciones estilísticas de la marca para el futuro próximo. "Maserati no cambia. Maserati siempre es Maserati", afirma Ramaciotti.

Como todos los concept, el Alfieri aspira a convertirse en realidad. Podría no ser el prototipo exacto del nuevo granturismo del mañana, pero se ha concebido, diseñado y creado con un planteamiento absolutamente realista.

Según Lorenzo Ramaciotti “El Alfieri es el punto de unión entre 100 años de historia gloriosa y el futuro que se abre delante de nuestros ojos. Sinceramente, no puedo asegurar que en los próximos dos años este vehículo entre en producción, pero no hay duda que veremos algo parecido".

El proceso de diseño empezó en verano, cuando los diseñadores recibieron el encargo de concebir desde cero un concept con motivo del 100º aniversario. Entre las muchas propuestas salieron los bocetos que han dado vida al actual Alfieri.

Fuente de inspiración para los diseñadores fue uno de los automóviles más fascinantes de todos los tiempos: el Maserati A6 GCS-53 diseñado por Pininfarina en 1954. Más que un coche de carreras único para gentlemen drivers, el A6 GCS-53 era una obra maestra del diseño.

Fue el último automóvil diseñado por Pininfarina para Maserati antes de su vuelta durante los primeros años del siglo XXI con el Quattroporte y el GranTurismo, y era sencillamente impresionante por sus proporciones y sus características estéticas: su minúsculo habitáculo casi apoyado sobre las ruedas traseras, su capó infinito y los largos guardabarros con curvas sensuales y alargados hasta coincidir con la parte trasera contribuyeron a crear un icono del diseño automovilístico.

El Alfieri es sin duda mucho más que una interpretación futurista del A6 GCS-53. La historia del diseño Maserati es compleja y anima a los diseñadores a mirar hacia delante, no hacia al pasado: “Con el Alfieri queremos mostrar los caminos que tomaremos en el futuro", afirma Ramaciotti. "El automóvil es muy agresivo en un contexto de sobriedad y tiene un buen autocontrol a pesar de su agresividad"

La sigla A6 GCS-53 significa Alfieri 6 cilindros, Ghisa (hierro fundido), Corsa (carrera), Sport (deportivo) por la gran longitud del capó y por el habitáculo de 2 plazas casi apoyado sobre las ruedas traseras.

Los montantes A invertidos del A6 GCS-53 no se han adoptado, pero su efecto óptico se ha recreado en una línea esculpida que empieza en el capó y acaba disolviéndose en la parte superior de las puertas, haciendo que el parabrisas parezca aún más largo.

El frontal largo y bajo representa una evolución estilística de los modelos Maserati actuales. La calandra consta de aletas verticales cóncavas que parecen estar suspendidas en el aire. Las luces diurnas lineares están conectadas por una brillante línea decorativa con un elemento icónico en el centro. Los faros tienen una imagen agresiva: elementos LED de bi-xenón con una característica pestaña en su interior. La misma que se repite en los dobles terminales del escape.

Las luces traseras son tridimensionales con elementos rojos en el exterior y un grupo central blanco en el interior. Su forma sigue armoniosamente a la parte trasera del vehículo y, en combinación con los conductos del aire inferiores, crea un impresionante tren posterior al más puro estilo racing.

Los diseñadores del Alfieri han introducido una forma aerodinámica sin hendiduras que integra con elegancia los únicos elementos decorativos, los renovados triples conductos del aire en los guardabarros laterales. Una silueta provocadora que despierta el deseo de tocar y acariciar el automóvil.

Las llantas se han diseñado especialmente para el Alfieri Concept. Se han forjado con un único elemento de aluminio y con un diámetro de 21" en la parte trasera y 20" en la delantera. Ofrecen decorativos radios que se inspiran en las clásicas llantas de radios de los años cincuenta.

Mientras que la forma es el elemento dominante, los colores y los detalles desempeñan un papel de apoyo. Para el concept del centenario Maserati se ha elegido un color metalizado líquido llamado "Steel Flair". Una elección que añade un toque sofisticado, tecnológico y contemporáneo a la elegante forma del Alfieri: como un velo metálico en un cuerpo desnudo.
El Maserati Blue es el color de los radios decorativos para las llantas forjadas, las pinzas de freno, la calandra, los icónicos conductos triples del aire, el difusor trasero y las provocadoras pestañas en los terminales de escape. Por último, el azul es el color de la firma Alfieri recuperada de un viejo documento Maserati y esculpida en la parte trasera, en el hueco de la matrícula. El spoiler del parachoques delantero y el difusor trasero son de fibra de carbono con aplicaciones de aluminio.


Interiores minimalistas

En el habitáculo de 2+2 plazas, la sencillez y el minimalismo son los criterios que han inspirado a los diseñadores. El salpicadero suspendido se inspira conceptualmente en el del Maserati 5000GT. La cabina, con un diseño simple y ordenado en dos tonalidades, rodea a una pantalla TFT.

El cuadro de instrumentos tiene una configuración clásica con dos instrumentos indicadores principales separados por otros dos más pequeños. En el borde de cada uno de ellos hay la etiqueta en miniatura "Officine Maserati".

Los indicadores analógicos se han sustituido por las pantallas TFT que indican la velocidad y las revoluciones del motor inspirándose en los menús de las máquinas fotográficas modernas. Girando en los indicadores ya no encontramos las clásicas agujas, sino números. La velocidad y las revoluciones se ven aumentados, como si estuvieran debajo de una lupa.

En los interiores del Alfieri también se respira una agresiva atmósfera de competición. El piso se ha realizado con materiales que imitan el acero oxidado, que se utilizaba comúnmente en los coches de carreras de los años cincuenta.

El Alfieri se caracteriza por una amplia cabina en la que dominan los colores Luna White y Basalt Blue oscuro. Para los asientos, el salpicadero y la consola central se ha utilizado la piel Aniline, que transmite una sensación muy natural al tacto y la vista. El cobre destaca con discreción las principales líneas características del vehículo, dándole a su estilo futurista un aspecto retro.

Los interiores tienen la clásica configuración 2+2 con un maletero open space. Los respaldos de los asientos traseros presentan un diseño alargado muy particular. Bien visibles desde el exterior, añaden un sentido de dinamismo a los interiores. Pueden inclinarse hacia delante 90 grados y sirven para separar el maletero.

Las aplicaciones en los perfiles de los asientos, la palanca de cambios y el reloj oval en la consola central se han realizado en una única pieza de aluminio fresado. Estos componentes se han pulido a mano y, posteriormente, se han anodizado en color cobre natural. Todos los demás componentes de aluminio, como los pedales, las palancas de cambios en el volante y los radios del volante están realizados a mano y se han anodizado en color Palladium.

Los asientos tienen la típica forma envolvente que recuerda a los coches de carreras de los años cincuenta, pero con una apariencia futurista y una estructura moderna. Los reposacabezas están semi-integrados y sus líneas arqueadas se configuran como elementos estructurales del asiento.

El volante de tres radios y la corona central forman una escultura tridimensional que parece haberse esculpido en el taller de un artesano italiano. De hecho, todo el trabajo se ha realizado a mano, como en todos los componentes del Alfieri.

El reloj oval con esfera roja y azul se inspira claramente en un cronógrafo clásico, incluso las dos agujas más pequeñas.


ADN deportivo

El Alfieri se basa en el bastidor del GranTurismo MC Stradale con una batalla más corta de 24 cm. Por lo tanto, tiene unas proporciones de auténtico supervehículo.

El Alfieri tiene una longitud de 4.590 mm, una batalla de 2.700 mm, una anchura de 1.930 mm y una altura de 1.280 mm. Comparado con el Maserati GranTurismo, el también potente Alfieri presenta algunas diferencias: es 29,1 cm más corto, 7,3 cm más bajo y ligeramente más ancho que el actual Maserati de cuatro plazas.

Bajo la elegante carrocería se encuentra la plataforma cambio-diferencial del Maserati GranTurismo. La fuerza motriz del Alfieri radica en el motor V8 aspirado de 4,7 litros Made in Maranello que proporciona 460 CV a 7.000 r.p.m. y 520 Nm a 4.750 r.p.m. Gracias a la configuración especial del escape, el sofisticado V8 produce un impresionante rugido que ha sido la gran atracción en la presentación del Concept en Ginebra.

El cambio de seis marchas accionado eléctricamente (MC Shift) se ha montado junto al diferencial trasero con deslizamiento limitado y está conectado al motor con un tubo de torsión rígido. Gracias a la disposición cambio-diferencial, el Alfieri Maserati cuenta con una distribución del peso en la parte delantera y trasera de 47:53.

Se emplean frenos de disco carbocerámicos heredados directamente del GranTurismo MC Stradale y combinados con pinzas de freno Brembo de color azul.


Quattroporte Ermenegildo Zegna
Limited Edition

Presentado como concept en primicia mundial en el Salón de Frankfurt 2013, el Quattroporte desarrollado en colaboración con Ermenegildo Zegna, se muestra en su apariencia definitiva y, a partir del mes de julio, se fabricarán únicamente 100 ejemplares destinados a los clientes más refinados a nivel internacional.

El Quattroporte Ermenegildo Zegna Limited Edition, caracterizado por un equipamiento único y renovado respecto a la gama actual del Quattroporte, por sus colores, materiales y acabados, tiene la personalidad, la calidad y la exclusividad que siempre han caracterizado la historia y la tradición de las marcas Maserati y Zegna.

El exterior se caracteriza por un color desarrollado especialmente para esta Edición Limitada, el Platinum Silk; un color especial que, gracias a la utilización de pigmentos de aluminio muy finos, funde la liquidez y la pureza de un metal con la suavidad de la seda, proporcionando una sensación visual de profundidad absoluta. El color Platinum Silk tiene un tono cálido y suave que expresa un carácter clásico y formal pero, al mismo tiempo, técnico y sofisticado. Además, el efecto líquido y "ligero" del color exterior resalta las líneas sinuosas de la carrocería, acentuando los cambios de la superficie y las volumetrías del vehículo.

Este color especial también se aplica en las elegantes llantas Mercurio de 20", embellecidas por el acabado diamantado que crea un contraste cromático técnico y deportivo. Las pinzas de freno de grandes dimensiones son de aluminio tratado superficialmente con un precioso abrillantado manual que las resalta, proporcionándoles brillo. En el montante central, la placa personalizada Ermenegildo Zegna Limited Edition representa a la marca en los exteriores del vehículo.

Si los exteriores son únicos y elegantes, el auténtico protagonista del Quattroporte Ermenegildo Zegna Limited Edition es el ambiente interior; basado en las nuevas cromías dictadas por los tonos cálidos y clásicos del Moka, un marrón oscuro moderno, y del Greige, una delicada fusión entre el gris claro y el color arena. Partiendo de un estudio de las colecciones de moda masculina de Zegna, se ha querido transmitir un carácter formal y sofisticado a través de la unión de la piel y de la seda. La piel de grano fino reviste el habitáculo, uniendo el color Moka al Greige, perfectamente equilibrados por la extensa costura en contraste que embellece todo el salpicadero y la parte alta de las puertas. La piel se combina en diferentes áreas con preciosos tejidos Ermenegildo Zegna, reinterpretados especialmente para el vehículo, pero con el mismo tacto que caracteriza la tradición de confección de la marca. Se ha elegido una preciada fibra de seda Jersey de color Greige, desarrollada especialmente por Ermenegildo Zegna, para destacar el amplio techo del vehículo, incluyendo los parasoles. Como si se tratara de un traje original Zegna, los parasoles ocultan en su interior una exclusiva etiqueta del sastre que, además de sellar la colaboración, quiere mostrar al cliente Maserati con un discreto signo distintivo la atención y el cuidado con el que se han pensado y realizado todos los detalles del equipamiento.

Este tejido especial también se aplica en el panel central de las puertas y se completa posteriormente con costuras de doble remache con movimiento diagonal, mientras que los montantes altos están revestidos con Alcantara Greige.

Los asientos envuelven a los pasajeros como un traje de alta costura, la piel de grano fino se combina con el exclusivo entramado chevron 100% seda. Este tejido, con un tacto suave y aterciopelado y un aspecto luminoso, se ha realizado cuidadosamente en la histórica fábrica textil Zegna de Trivero y caracteriza la parte central del asiento y del respaldo. El desafío sobre el que se basa el proyecto ha sido conseguir desarrollar un tejido Zegna para el automóvil que mantenga el aspecto de un traje típicamente masculino y coherente con la tradición textil de mayor calidad, pero también toda la sensorialidad táctil, la suavidad, la delicadeza y la elegancia típicas de un tejido Zegna.

El tejido único creado para el Quattroporte Ermenegildo Zegna Limited Edition, combinado con los tonos cálidos de los colores Moka y Greige, se une a las superficies cromadas tratadas específicamente con un acabado satinado especial.

El cuidado de los detalles se puede ver en otros componentes, como la placa Limited Edition One of 100 en la consola central y realizada con una experta elaboración del latón, o las exclusivas molduras de Radica, cuya superficie con acabado de poro abierto y la intrínseca materialidad, se combinan fantásticamente con los materiales seleccionados para los interiores.

La firma Ermenegildo Zegna también ha diseñado un exclusivo kit Owner’s Collection que se vende con el vehículo y que contiene una amplia gama de 19 artículos de lujo, entre los cuales hay productos de piel, accesorios personales y una pieza de tejido Zegna Silk de 3,5 m con motivo chevron de alta calidad, el mismo que está presente en los asientos, y con un orillo conmemorativo. Cada uno de estos preciosos objetos es fruto de un estudio a fondo del concepto básico de la colaboración, centrado en la refinada clientela a la que se dirige el Quattroporte Ermenegildo Zegna Limited Edition y sólo está disponible para sus cien futuros propietarios.

Además de las características únicas pensadas y desarrolladas en exclusiva para esta edición limitada y del completo equipamiento estándar de cada Quattroporte, cada uno de los 100 Quattroporte Ermenegildo Zegna Limited Edition incluye una serie de contenidos pensados para ofrecer el máximo placer en términos de confort, exclusividad y sencillez de uso.

Se incluye el techo solar, la función de ventilación para los asientos delanteros y la climatización de cuatro zonas para los ocupantes traseros para ofrecer el confort climático más elevado a bordo del vehículo.

En cuanto al sonido, el vehículo está equipado con el exclusivo Bowers&Wilkins Premium Sound System con 15 altavoces, un potente sub-woofer, un amplificador con 1.280 W de capacidad y la tecnología Quantum Logic Surround.

Completan el equipamiento estándar, los pedales de acero con aplicaciones de goma, un vaso-cenicero extraíble dentro del compartimento portavasos delantero, y la rueda de recambio de 18" en el maletero.

Bajo el capó del Maserati Quattroporte Ermenegildo Zegna Limited Edition ruge el poderoso motor V8 Twin Turbo de 530 CV, que puede propulsar el vehículo hasta 307 km/h con una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 4,7 segundos y un potente par máximo de 710 Nm.